acabados en brillo

En Scava Cocinas sabemos lo difícil que resulta decidir entre acabados en brillo o acabados en mate. ¡Ambos son preciosos y pueden darle a tu cocina el toque elegante que buscas!

Pero esta decisión, como todas, dependerá de lo que busques transmitir y conseguir con tu nueva cocina. Y averiguarlo no es tan fácil como puede parecer… ¡por eso os vamos a ayudar!

Hemos preparado un nuevo post en el que os contaremos todo lo que podéis conseguir con los acabados en brillo y con los acabados en mate. Así, ¡podréis elegir una opción de manera informada y sin arrepentimientos!

Si tú también llevas tiempo en esta disyuntiva, debatiéndote entre un luminoso brillo o un sobrio mate para tu nueva cocina de diseño, desde luego, este post es para ti. ¡Así que no te lo pierdas!

Acabados en brillo

Los acabados brillantes son mucho más llamativos y espectaculares que los acabados en mate. Además, le aportan un toque moderno y diferente a tu cocina, y esta llamará más la atención.

Si te decides por los acabados en brillo deberás decidir qué tipo de brillo: no todos son iguales. Existen brillos con efecto agua, espejo, alto brillo… Es una decisión añadida, pero puedes conseguir una cocina de las que no se olvidan.

Los acabados en brillo son, también, mucho más fáciles de limpiar. Al ser un material lacado e impermeable, podrás deshacerte de la grasa y la suciedad tan solo pasando un trapo por su superficie.

Sin embargo, si apuestas por el brillo en los muebles de cocina, ocurre justo lo contrario: cualquier huella se queda fácilmente impresa en ellos, por lo que su limpieza es más ardua. Eso sí, puedes solucionarlo fácilmente usando tiradores vistos.

Por último, la ventaja definitiva de los acabados en brillo es la luminosidad y amplitud que aportan a la estancia. Eso, además de llamar mucho más la atención y aportar personalidad a tu nueva cocina.

Acabados en mate

Los acabados en mate darán un toque más elegante a tu cocina que los brillantes. Con ellos conseguirás una cocina discreta, sobria y serena. Como ocurre con el brillo, no todos los acabados mate son iguales: dependerá del material.

El tacto de los acabados en mate es mucho más cálido que el de los acabados en brillo: estas últimas suelen ser estancias mucho más frías y, en ocasiones, menos acogedoras que las mate.

Como apuntamos anteriormente, es cierto que las cocinas con acabados en brillo son mucho más fáciles de limpiar. Sin embargo, es cierto que las cocinas con acabados en mate se ensucian bastante menos.

Las huellas se adhieren al mate con muchísima dificultad. Aunque, si quieres eliminar todo peligro, apuesta por acabados antiadherentes o súpermate. Con todo, aunque estos acabados sean más difíciles de limpiar que las anteriores no significa que la dificultad sea alta.

Ya habrás imaginado que los acabados en mate harán de tu cocina una estancia cálida y hogareña sin tener que renunciar a la elegancia. No obstante, no pueden competir en amplitud con los acabados en brillo.

¿Acabados en brillo o acabados en mate?

¡La elección es tuya! Ya sabes qué puedes conseguir con cada uno de los materiales, así que ahora debes preguntarte: ¿qué tipo de cocina nueva quieres tener? Cuando contestes a esa pregunta, descubrirás el acabado perfecto.

Pero, si ninguna de las ventajas e inconvenientes que os hemos presentado despejan aún vuestras dudas, ¿por qué no atreverse a combinar ambos acabados? Esta mezcla puede adaptarse a cualquier diseño de cocina y podrás aprovechar al máximo todas las ventajas de cada uno de ellos.

 

¿Cocinas brillantes o cocinas elegantes? ¡Tú eliges (o combinas) en Scava Cocinas!

Photo by larkandlarks on Foter.com / CC BY-NC