cocinas nórdicas

¿Conoces las cocinas nórdicas? ¿Sabes la línea de estilo que siguen o en qué se diferencian de otros diseños de cocina? ¿Te gustaría tener una cocina de estilo nórdico en tu hogar?

Efectivamente: las cocinas nórdicas serán las protagonistas de nuestro post esta semana. Pero no solo os vamos a contar en qué consiste este estilo: vamos a estudiarlo a fondo para descubrir las claves de este diseño.

Si nunca habías escuchado hablar de las cocinas nórdicas, seguro que te sorprenden: por el nombre pueden evocar un diseño rústico y tradicional. ¡Y no podría estar más errado el tiro!

Las cocinas nórdicas son una de las últimas tendencias en diseño de cocina, creando estancias a la vez elegantes y acogedoras. Pero no nos precipitemos: ¿empezamos por el principio?

Conoce las cocinas nórdicas

El origen de las cocinas nórdicas puede fecharse a principios del siglo pasado, momento en el que comienzan a surgir en países como Dinamarca, Suecia o Finlandia tendencias decorativas inspiradas en los paisajes de esa zona de Europa.

Estas decoraciones de cocinas se basaban en combinar lo antiguo con lo nuevo, aprovechando al máximo la luz del sol y utilizando el color blanco para aportar amplitud a las estancias.

Esta tendencia se hizo muy popular debido a los largos inviernos en estos países, que necesitan aprovechar cada rayo de sol. Se crearon, por tanto, ambientes tranquilos, equilibrados y muy minimalistas.

Como ya habrás adivinado, es en esta tendencia en la que nacen las cocinas nórdicas, que se caracterizan, además, por sus techos altos y sus suelos de madera en tonos cálidos.

Las cocinas nórdicas se volvieron tan populares que se generaron a su alrededor muchísimos conceptos de diseño. Todos ellos juegan con las características principales de las cocinas nórdicas.

Claves en la decoración de cocinas nórdicas

Es cierto que existen variaciones. Pero, como en todas las tendencias de diseño de cocinas, existen una serie de características que no pueden faltar en una cocina nórdica. ¡Apunta!

El color blanco

Como ya te hemos contado, el color blanco es básico en las cocinas nórdicas, principalmente para aportar amplitud y luminosidad. Pero, ¿dónde colocarlo?

Una opción es apostar por muebles de color blanco para las cocinas nórdicas. De esta forma, podrás combinarlo con otros colores en la encimera o en la pared. Eso sí: ¡siempre tonos claros!

Puedes elegir una cocina completamente blanca o con combinación de colores, pero en esta combinación siempre predominará el blanco y el resto de colores serán tonos claros, que no desentonen con la tranquilidad de la estancia.

El material por excelencia: la madera

Las cocinas nórdicas apuestan fuerte por la madera, pues este material aporta una sensación de tranquilidad y hogar que encaja perfectamente con su concepto de la estancia.

Las cocinas nórdicas son de estilo sencillo, ¿y qué hay más sencillo que la madera? Es el material natural por excelencia, aporta calidez y equilibrio y ayuda a transmitir la tranquilidad que busca una cocina nórdica.

La naturaleza en tu cocina

Otra clave en la decoración de cocinas nórdicas son los elementos naturales: los materiales naturales como el mimbre son piedra angular en la decoración de una cocina de estilo nórdico.

De esta manera, además, distinguiremos entre una cocina de estilo nórdico y cualquier otra cocina de madera y tonos blancos, ¿no crees?

El office no puede faltar

En las cocinas nórdicas es imprescindible integrar un office como zona donde comer y cenar. Este office deberá seguir los patrones de decoración que ya te hemos comentado: maderas, materiales naturales y tonos blancos.

Si no sabes cómo conseguir un office en tu cocina, ¡siempre puedes repasar nuestro blog para enterarte de todo!

Decoraciones pensadas al detalle

Por último, debes saber que las cocinas de estilo nórdico no dejan nada al azar en su decoración: en la búsqueda de una personalidad no se pierden de vista los pilares básicos del estilo nórdico.

Por ejemplo, usar papel o azulejos en el frontal de la cocina de un color diferente… que coincide con el de la campana extractora. O tener en cuenta que la vajilla y herramientas también deberán cumplir el patrón de colores de la estancia.

Aquí entran también en juego los elementos naturales: puedes adornar con un cuenco de fruta la encimera o poner plantas en la cocina a modo de decoración.

 

¿Preparados para apostar por las cocinas nórdicas? ¡En Scava Cocinas te ayudamos!

Foto: Pinterest (a través de El Mueble)