disposición de cocina

¿No sabes que disposición de cocina elegir a la hora de diseñar o reformar tu cocina? Son muchos los clientes que nos cuestionan sobre este tema a la hora de lanzarse a montar una nueva cocina o reformar la anterior. Siempre les indicamos que, a pesar de haber diversas disposiciones de cocina, deben elegir la que más comodidad les aporte, ya que sólo así conseguirán disfrutar del tiempo que pasen en ella.

Nuestro equipo de asesores ha realizado un estudio de las formas de disposición de cocina más demandadas por nuestros clientes, con el objetivo de arrojar luz a aquellos indecisos que se encuentren en esta disyuntiva. ¿Quieres saber cuáles son?

Las 5 formas de disposición de cocina más utilizadas

  • Cocinas en línea: es la forma más tradicional de disposición de cocina. Su uso se recomienda en cocinas alargadas y estrechas, ideal para espacios que no superan los 2 metros de ancho, ya que permite maximizar la efectividad del uso del espacio. Habitualmente y para no recargar la estancia, se amuebla sólo uno de los lados de la cocina, estando las zonas de cocción situadas en el medio y el almacenaje y la refrigeración a derecha o izquierda, dependiendo de si se es zurdo o diestro. Este tipo de distribución de cocina se usa en cocinas abiertas al salón/comedor.
  • Cocinas en paralelo: es la opción más funcional de disposición de cocina. Su uso se recomienda para cocinas rectangulares y con un ancho suficiente para cocinar sin agobios, por lo que se aconseja que la distancia existente entre las dos líneas tenga un mínimo de 1.20m y un máximo de 2.70m. Lo ideal es colocar en una de las líneas la zona de cocinar en sí y en el frente la zona de almacenaje y lavado.
  • Cocinas en L: actualmente, es la disposición de cocina en tendencia cuando se une el espacio del salón y comedor con la cocina. Son recomendables para estancias amplias (la suma de los tres lados debe oscilar entre 4 y 8 metros), siendo posible la inclusión de una mesa de comedor o una isla de almacenaje central. Habitualmente suele disponerse en una hilera las zonas de cocción y lavado, y en la otra el almacenaje. Es una forma de disposición de cocina muy atractiva, que posibilita el máximo aprovechamiento de las zonas.
  • Cocinas en U: son ideales para personas que van a pasar mucho tiempo en la cocina. Esta disposición de cocina se recomienda para espacios rectangulares y amplios, con un único acceso, ya sea por una puerta o por uno de los laterales abiertos al salón comedor. La ubicación del mobiliario de cocina en U suele ser de zona de almacenaje y lavado por un lado, zona de preparación y cocción por otro y zona de trabajo por otro. Cabe mencionar que al ser un espacio amplio, también puede considerarse la inclusión de una zona para comer. A diferencia de las anteriores formas de disposición de cocina, las ordenadas en U tienen una gran capacidad de almacenaje.
  • Cocinas en isla: es sinónimo de lujo, aunque diseñarla no es tarea sencilla. Esta disposición de cocina es la disposición de cocina que más espacio requiere. Lo habitual es que formen parte de espacios diáfanos, uniendo el salón a ella como una única estancia. La isla ofrece muchas posibilidades, desde ser parte de la zona de lavado o cocción, un espacio de trabajo o una zona de comer, según las necesidades que tenga cada cliente. Esta disposición de cocina convierte esta estancia en el núcleo central de casa.

Ahora que ya conoces las 5 formas de disposición de cocina más utilizadas, te recomendamos que consultes con nuestro equipo de expertos cuál es la ideal en función de tus necesidades, espacio y presupuesto. Nos amoldamos a ti, y buscamos sacar el máximo partido a cada diseño, con el único objetivo de que hagas de la cocina el centro neurálgico de tus vivencias.

No lo pienses más, pide cita y déjate guiar.