electrodomésticos integrados

¿Electrodomésticos integrados, electrodomésticos independientes o electrodomésticos panelados? Cuando abordamos la reforma de nuestra cocina, las decisiones sobre electrodomésticos son las que más dolores de cabeza nos dan. No solo tenemos que elegirlos y elegir su ubicación: también debemos elegir su estilo.

Esta decisión dependerá de muchos factores. En primer lugar, el diseño que hayamos elegido para nuestra cocina será decisivo. Los electrodomésticos integrados, por ejemplo, no quedan bien en cualquier cocina.

El presupuesto también jugará un papel clave pues, como es natural, integrar los electrodomésticos o ponerlos panelados incluye un coste extra que tendremos que tener en cuenta.

En cualquier caso, ¿cómo son los electrodomésticos integrados, los independientes y los panelados? ¿En qué se diferencian? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas? Como siempre, en Scava Cocinas estamos para ayudarte. Así que, ¡sigue leyendo!

Electrodomésticos integrados

Los electrodomésticos integrados son aquellos que se camuflan totalmente en la cocina. Actualmente son tendencia, pues los últimos diseños apuestan por una cocina limpia libre de grandes ornamentaciones.

Los electrodomésticos integrados se fabrican con la idea de ubicarlos dentro de los muebles para que queden totalmente ocultos. Por eso, no te asustes si, cuando compres los tuyos, carecen de parte exterior. ¡Tus muebles los vestirán!

Ventajas

Como habrás podido imaginar, la principal ventaja de los electrodomésticos integrados es el minimalismo: cocinas limpias, sin mucha decoración, sin demasiados elementos decorativos. En ellas, solo resalta una cosa: su exquisito diseño.

Además de esta uniformidad estética, los electrodomésticos integrados son mucho más fáciles de limpiar. De hecho, serán todo lo fáciles de limpiar que lo sea el mobiliario que has escogido.

Gracias a ellos también ahorrarás espacio, y son perfectos para cocinas tradicionales o rústicas, a las que muchas veces les cuesta asimilar los modernos diseños de los electrodomésticos de última generación.

Inconvenientes

Aunque el ahorro de espacio con los electrodomésticos integrados es general, existe un electrodoméstico que conseguirá el efecto contrario: el frigorífico. Este perderá capacidad, pues debe integrarse dentro de un mueble y es este el que ocupa el espacio completo que solía ocupar la nevera.

Además, estos electrodomésticos son casi siempre más básicos, y existen menos modelos que para los electrodomésticos panelados o a la vista. Su instalación debe realizarla un profesional y es más cara que la del resto de opciones.

Electrodomésticos panelados

Estos electrodomésticos estuvieron de moda hace unos años. A caballo entre los electrodomésticos integrados y los independientes, estos son cubiertos con un panel del mismo acabado que el mobiliario de la cocina.

Su acabado no es tan uniforme como el de los electrodomésticos integrados, y parte del aparato queda a la vista.

Ventajas

Tu cocina mantendrá más uniformidad que con electrodomésticos independientes y, al ser panelados, su instalación será más barata que la de los electrodomésticos integrados (incluso con los paneles).

Inconvenientes

Este estilo es cada vez menos común pues, en la búsqueda de uniformidad en la cocina, los integrados son preferibles. Los panelados dejan a la vista el panel de mandos y, a veces, son incómodos de usar si el panel no ha sido bien medido.

Además, si ya era complicado encontrar variedad de electrodomésticos integrados, lo es aún más con los electrodomésticos panelados.

Electrodomésticos independientes

Los que todos conocemos. Simplemente, se integran en la cocina sin ningún tipo de acabado extra. Se llaman así porque se instalan de manera independiente al resto de la cocina, y puedes encontrarlos de muchos colores (aunque destacan los blancos y los de acero inoxidable).

Ventajas

Los electrodomésticos independientes son los que más variedad ofrecen en el mercado. Además, sus diseños son cada vez más cuidados, por los que serán un buen elemento que destacará en tu cocina.

Al ser independientes, no dependes de sus medidas ni de las del mobiliario. Puedes colocarlos donde quieras, y su instalación será mucho más barata que la de las otras dos opciones.

Inconvenientes

Son más difíciles de limpiar que los electrodomésticos integrados y, al no estar ajustados a medida, dejan rincones donde puede colarse la suciedad. También perderás uniformidad en el diseño de tu cocina.

 

Para tu cocina nueva, ¿cuál crees que es la mejor opción? Si ya lo has decidido, ¡en Scava Cocinas la haremos realidad!