ergonomía en la cocina

Lo prometido es deuda: ¡hoy vamos a hablar de ergonomía en la cocina! En algunos post anteriores hemos mencionado la importancia de la ergonomía en la cocina, pero nunca nos hemos detenido en ella.

Por eso, en Scava Cocinas hemos pensado que ya era el momento: atento, porque hoy por fin vamos a detenernos a explicar qué es exactamente la ergonomía en la cocina, en qué consiste y por qué es tan importante. 

Como sabéis, todos nuestros posts están pensados para ayudaros a conseguir la mejor cocina nueva que podáis imaginar: diseño, consejos, funcionalidad… ¡así que ya estábamos tardando en hablaros de la ergonomía en la cocina!

Atentos, porque si conseguís trasladar a vuestra cocina todo lo que os contemos aquí sobre ergonomía en la cocina, ¡tendrás la cocina más cómoda y funcional posible! Te retamos a conseguirlo.

¿Qué es la ergonomía en la cocina?

La ergonomía en la cocina no es más que un concepto según el cual el diseño de dicha cocina debe responder, entre otros, a criterios ergonómicos -es decir, funcionales-.

En otras palabras: una cocina ergonómica será una cocina cómoda para aquellos que trabajen en ella, funcional, que reduzca los esfuerzos de las tareas que se realizan diariamente en la estancia. 

El objetivo de la ergonomía en la cocina es crear en ella unas condiciones de trabajo ideales para el cuerpo humano. De esta forma, cuidamos nuestra espalda y articulaciones y reducimos la fatiga del trabajo en la cocina.

No hace falta que incidamos en la importancia de la ergonomía en la cocina, ¿cierto? Es una cuestión no solo de funcionalidad y comodidad: también de salud. Un diseño ergonómico de la cocina beneficiará a nuestro cuerpo.

Bases de la ergonomía en la cocina

Para conseguir sus objetivos, la ergonomía en la cocina se basa en cuatro pilares muy básicos pero, a su vez, muy importantes para conseguir un diseño ergonómico.

Estos pilares son la distribución adecuada del espacio, procurar posturas correctas, la elección de muebles y electrodomésticos centrados en las necesidades del usuario y la disposición de elementos teniendo en cuenta la visibilidad, accesibilidad e iluminación.

Pueden parecer pilares sencillos, pero cumplir con todos ellos a veces supone un verdadero puzle. Eso sí: cuando todas las piezas encajan, el resultado es una cocina perfectamente ergonómica que cuidará nuestro cuerpo.

Claves para tener una cocina ergonómica

Basándonos en los pilares anteriores, ya sabemos exactamente qué necesitaremos para conseguir la ergonomía en la cocina. Pero, ¿por dónde empezamos?

Antes que nada, deberás hacerte algunas preguntas: ¿cuánto miden los que trabajan en la cocina? ¿Tienen impedimentos físicos? ¿Qué movimientos suponen un esfuerzo extra?

Al contestar a estas preguntas sabremos qué necesitaremos concretamente para que nuestra cocina sea ergonómica y, así, sacarle el máximo partido a su diseño.

No obstante, existen algunas claves que seguir, más allá de estas preguntas, para conseguir la ergonomía en la cocina.

No perder de vista el triángulo de trabajo

Seguro que ya conoces el triángulo de trabajo. Pues bien, a la hora de aplicar la ergonomía en la cocina, jamás deberás perderlo de vista. De esta forma, la distribución del espacio en la estancia será óptima.

Altura de trabajo en encimeras y armarios

Ten muy en cuenta la altura de trabajo de quienes suelen desempeñar tareas en la cocina. Existen algunas tablas de cálculo que pueden ayudarte a elegir la altura perfecta de encimeras y armarios para reducir esfuerzos innecesarios.

Instalación correcta de los electrodomésticos

Los electrodomésticos, además de responder a todas las necesidades del usuario, deben estar bien instalados para evitar posturas poco naturales, ganando ergonomía en la cocina. 

Otros consejos para conseguir seguridad y comodidad

Como últimas pinceladas para alcanzar la ergonomía en tu cocina, asegúrate de que los interiores de los cajones y armarios favorecen el orden y la correcta disposición de las herramientas. 

Además, existen accesorios que pueden hacerte la vida más fácil, como cubos de basura con pedal, soportes para libros de cocina, grifos con caño flexible…

 

Y tú, ¿estás preparado para apostar por la ergonomía en la cocina? Si la respuesta es sí, ¡en Scava Cocinas podemos ayudarte!