ventilar tu cocina

Poco a poco, las lluvias y el frío invernal están dejando a paso a días más acogedores. ¡Los días perfectos para ventilar tu cocina! Porque ahora más que nunca es importante mantener bien ventilado cualquier lugar cerrado. ¡Incluso en casa!

No ventilar correctamente nuestro hogar puede llegar a producirnos algunas enfermedades, pues estaremos respirando un aire de mala calidad. La cocina es un caso especial.

Cuando la mantenemos cerrada, el oxígeno deja de ser el componente principal del aire de la estancia, dando paso al dióxido de carbono y a otros gases y compuestos nocivos. ¡Respirar este aire durante mucho tiempo es muy perjudicial!

A esto le sumamos la complicada situación pandémica que nos ha tocado vivir, en la que una buena ventilación es clave para evitar contagios. Ventilar tu cocina y desinfectarla, ¡la clave de la lucha contra la COVID-19!

Como ves, ventilar tu cocina –y todo tu hogar- adecuadamente es una cuestión, principalmente, de salud. ¡Y no siempre ventilamos bien las estancias! Por eso, en Scava Cocinas os vamos a dar algunos trucos para ventilar tu cocina adecuadamente.

Extracción del humo

Lo primero que debemos saber es que, para ventilar tu cocina correctamente, debes contar con un buen sistema de extracción de humo en ella. Los sistemas de ventilación mecánicos nos garantizarán protección frente al humo del cocinado.

Para que ventilen de manera adecuada, el espacio de extracción deberá ser mayor que el de la zona de cocinado y la extracción deberá tener un recorrido muy corto desde el sistema al exterior. Podemos tapar ollas y sartenes para reducir la contaminación del aire.

Además, un consejo de Scava Cocinas: la vitrocerámica es más rápida y más segura en cuanto a ventilación que el resto de sistemas de cocinado. Si te preocupa ventilar tu cocina adecuadamente, ¡será tu mejor aliada!

Recirculación de aire

La recirculación de aire es también vital para ventilar tu cocina. Y, aunque parezca un término muy complicado, ¡es lo más sencillo del mundo! Nos referimos, simplemente, a la ventilación de toda la vida.

Es decir: a abrir puertas y ventanas. ¡Cuantas más mejor! Si tu cocina es pequeña y cerrada, abrir todas las puertas y ventanas de la casa te ayudará a crear la corriente perfecta para ventilar tu cocina adecuadamente.

Si, aun así, tu cocina no consigue ventilarse bien, atento a este truco: utiliza un ventilador para favorecer la recirculación del aire.

Cuidado con las humedades

La cocina es una de las estancias más húmedas de la casa y, lógicamente, de las que más tiende a generar problemas de humedades. Algo tremendamente nocivo para una buena ventilación.

Vemos cómo para ventilar tu cocina correctamente debes evitar que surjan en ella humedades. Pero, ¿cómo? ¡A veces parece imposible que aparezcan en los lugares más inesperados!

Para evitar humedades, uno de los pasos que debes dar es evitar dejar superficies y utensilios mojados en la cocina durante mucho tiempo.

Es decir, no dejes nada “secando”: sécalo tú inmediatamente. De este modo, el vapor que podría llegar a generarse no dará lugar a humedades en la cocina.

Si, a pesar de tus esfuerzos, la humedad ha hecho mella en tu cocina, prueba con bicarbonato. Si colocas recipientes con bicarbonato de sodio en repisas, cajones, etc., conseguirás reducir la humedad de esas zonas.

 

Estos son solo algunos trucos que te ayudarán a ventilar tu cocina de manera correcta, pero está en ti que todos funcionen. Debes ventilar no solo correctamente, también el tiempo suficiente.

Puede que algunos de los consejos que os hayamos dado os supongan un trabajo añadido a vuestra rutina en la cocina. Pero no hablamos de esto por capricho: es una cuestión de salud, ¡y debemos tener cuidado!

Si quieres empezar de 0 y conseguir una nueva cocina que poder ventilar con los trucos que ahora sabes, ¡ven a vernos a Scava Cocinas!