Si os gustan los espacios amplios y necesitáis ganar metros en casa, lo más apropiado en diseño de cocinas es apostar por una cocina americana. Este tipo de cocinas, además de ser una tendencia de las más reconocidas en los últimos años, es perfecta para aumentar el espacio y para conectar estancias, siendo la conexión más habitual salón-comedor-cocina.

Además, si eres de los que para cualquier cosa inventa una reunión en casa con familiares o con amigos, la cocina americana es tu diseño ideal, pues podrás seguir interactuando con los invitados sin perder ojo de lo que ocurre entre fogones.

¿Qué es una cocina americana?

Cocina americana equivale a cocina abierta al salón. Se llaman así porque provienen de la distribución de las casas americanas que, normalmente, tenían la cocina unificada al salón.

Actualmente, la cocina es un punto de encuentro, un lugar de convivencia entre habitantes e invitados. Quizás por este motivo las cocinas americanas sigan siendo tendencia desde hace ya algunos años pues favorecen la interacción continuada entre personas.

Ventajas de una cocina americana

Las cocinas americanas, además de ser un espacio estupendo desde el punto de vista decorativo, cuentan con otras muchas ventajas. Estas son las principales ventajas que nuestro equipo de asesores detecta en ellas:

  • Lugar de reunión: como os comentábamos anteriormente, el contar con espacios abiertos permite hacer reuniones en casa e ir cocinando al mismo tiempo que hablamos con nuestros invitados. También, si tus reuniones son muy numerosas, es una ventaja a la hora de tener disponible más asientos.
  • Luminosidad: la mayoría de cocinas abiertas al salón suelen contar con bastante luz natural, esto es debido a que la estancia cuenta con un mayor número de ventanas. Ahorramos luz y al mismo tiempo ganamos metros. ¡Todo en uno!
  • Amplitud: las cocinas americanas suelen contar con una isla de cocina para poder cocinar. Así podrás tener un espacio de trabajo mucho más amplio.

Tips a tener en cuenta

Es cierto que la cocina americana ofrece muchas posibilidades desde el punto de vista de la decoración y que tiene múltiples ventajas como hemos visto en el apartado interior, pero que la cocina esté abierta al salón también supone algunas desventajas. Para que las posibles desventajas sean llevaderas, debemos tener en cuenta algunos aspectos:

  • Contar con electrodomésticos silenciosos: su precio es algo mayor, pero realizar una inversión en este tipo de electrodomésticos te permitirá tener una reunión en el salón sin el ruido de estos en funcionamiento. Es muy molesto si intentas mantener una conversación o ver un programa en la televisión y el ruido te lo impide…
  • Contar con una buena campana extractora: al ser un espacio abierto, tienes que tener claro que los olores de la cocina llegarán al salón. La solución está en tener una campana extractora potente que absorba estos olores antes de que lleguen a terreno prohibido. Nosotros recomendamos la marca Elica, con la que solemos trabajar y que da excelentes resultados.
  • Elementos decorativos: la decoración de la cocina tendrá la misma importancia que la del salón. Esto se debe a que cuando tengas invitados en casa, estos apreciaran los elementos decorativos de ambas estancias, por lo que también tendrás que esmerarte en cuidar el estilo y el orden de los dos espacios.

¿Cómo marco la separación entre cocina y salón?

A pesar de querer contar con una cocina americana que una dos espacios, los clientes, habitualmente, nos piden simular una pequeña separación entre ambas, como un límite para dividir los espacios. Siempre recomendamos 3 formas diferentes, elegir una u otra dependerá del espacio y del gusto de cada cliente.

  1. Isla de cocina: es la forma de división más reconocida. Permite separar visualmente y en armonía el salón y la cocina.
  2. Barra de cocina: es la alternativa principal a la isla de cocina, y se suele usar, sobre todo, en casas más pequeñas. Por lo que, si cuentas con poco espacio y quieres una cocina americana, instalar una barra de cocina es la solución perfecta, es cómoda y se adapta a la perfección al espacio disponible.
  3. Cristalera: es la solución más utilizada para evitar olores y ruidos. La separación permite cerrar la cocina, pero seguirá estando visualmente abierta al salón. Otra tendencia muy actual y usada por los decoradores respecto a las cocinas americanas con cristalera es añadirle una puerta corredera de cristales.

Ahora que ya tienes una visión completa de lo que supone una cocina americana, ¿te gustaría contar con una? ¿crees que encaja en tu cocina? Si la respuesta es que sí, nuestro equipo de asesores estará encantado de estudiar tu caso y proponerte las mejores posibilidades para que hagas realidad la cocina de tus sueños.

Ponte en contacto con nosotros y… ¡empecemos cuánto antes a cumplir tus sueños!

¿No sabes que disposición de cocina elegir a la hora de diseñar o reformar tu cocina? Son muchos los clientes que nos cuestionan sobre este tema a la hora de lanzarse a montar una nueva cocina o reformar la anterior. Siempre les indicamos que, a pesar de haber diversas disposiciones de cocina, deben elegir la que más comodidad les aporte, ya que sólo así conseguirán disfrutar del tiempo que pasen en ella.

Nuestro equipo de asesores ha realizado un estudio de las formas de disposición de cocina más demandadas por nuestros clientes, con el objetivo de arrojar luz a aquellos indecisos que se encuentren en esta disyuntiva. ¿Quieres saber cuáles son?

Las 5 formas de disposición de cocina más utilizadas

  • Cocinas en línea: es la forma más tradicional de disposición de cocina. Su uso se recomienda en cocinas alargadas y estrechas, ideal para espacios que no superan los 2 metros de ancho, ya que permite maximizar la efectividad del uso del espacio. Habitualmente y para no recargar la estancia, se amuebla sólo uno de los lados de la cocina, estando las zonas de cocción situadas en el medio y el almacenaje y la refrigeración a derecha o izquierda, dependiendo de si se es zurdo o diestro. Este tipo de distribución de cocina se usa en cocinas abiertas al salón/comedor.
  • Cocinas en paralelo: es la opción más funcional de disposición de cocina. Su uso se recomienda para cocinas rectangulares y con un ancho suficiente para cocinar sin agobios, por lo que se aconseja que la distancia existente entre las dos líneas tenga un mínimo de 1.20m y un máximo de 2.70m. Lo ideal es colocar en una de las líneas la zona de cocinar en sí y en el frente la zona de almacenaje y lavado.
  • Cocinas en L: actualmente, es la disposición de cocina en tendencia cuando se une el espacio del salón y comedor con la cocina. Son recomendables para estancias amplias (la suma de los tres lados debe oscilar entre 4 y 8 metros), siendo posible la inclusión de una mesa de comedor o una isla de almacenaje central. Habitualmente suele disponerse en una hilera las zonas de cocción y lavado, y en la otra el almacenaje. Es una forma de disposición de cocina muy atractiva, que posibilita el máximo aprovechamiento de las zonas.
  • Cocinas en U: son ideales para personas que van a pasar mucho tiempo en la cocina. Esta disposición de cocina se recomienda para espacios rectangulares y amplios, con un único acceso, ya sea por una puerta o por uno de los laterales abiertos al salón comedor. La ubicación del mobiliario de cocina en U suele ser de zona de almacenaje y lavado por un lado, zona de preparación y cocción por otro y zona de trabajo por otro. Cabe mencionar que al ser un espacio amplio, también puede considerarse la inclusión de una zona para comer. A diferencia de las anteriores formas de disposición de cocina, las ordenadas en U tienen una gran capacidad de almacenaje.
  • Cocinas en isla: es sinónimo de lujo, aunque diseñarla no es tarea sencilla. Esta disposición de cocina es la disposición de cocina que más espacio requiere. Lo habitual es que formen parte de espacios diáfanos, uniendo el salón a ella como una única estancia. La isla ofrece muchas posibilidades, desde ser parte de la zona de lavado o cocción, un espacio de trabajo o una zona de comer, según las necesidades que tenga cada cliente. Esta disposición de cocina convierte esta estancia en el núcleo central de casa.

Ahora que ya conoces las 5 formas de disposición de cocina más utilizadas, te recomendamos que consultes con nuestro equipo de expertos cuál es la ideal en función de tus necesidades, espacio y presupuesto. Nos amoldamos a ti, y buscamos sacar el máximo partido a cada diseño, con el único objetivo de que hagas de la cocina el centro neurálgico de tus vivencias.

No lo pienses más, pide cita y déjate guiar.

A estas alturas ya lo sabrás: objetivamente, no existe un mejor diseño para tu cocina. ¡Depende de tantas cosas! El espacio, la distribución, las necesidades…

Pero, sobre todo, depende de ti. Elegir el mejor diseño para tu cocina puede ser una tarea complicada por las miles de opciones y combinaciones que existen. Pero, al final, son tus gustos y tu personalidad los que deben sobreponerse.

Porque la cocina es un lugar muy personal, donde pasamos mucho tiempo en nuestro día a día. Y escoger el mejor diseño para ella hará que la sintamos aún más nuestra.

Pero, ¿cómo sé cuál es el mejor diseño para mí? ¿Cómo elijo el diseño perfecto para mis gustos y necesidades?

Una vez más, Scava Cocinas viene a ayudarte: ¡sigue leyendo nuestro nuevo post y descubre cómo elegir el mejor diseño para tu cocina!

Empecemos por la teoría

En primer lugar, haremos un repaso por la “teoría” sobre cómo elegir el mejor diseño para nuestra cocina. Existen muchos factores que deberás tener en cuenta, claro. No obstante, los principales son:

El color de las paredes

¿Usarás pintura? ¿Papel? ¿Azulejos? Esa decisión llegará después. Lo primero que tienes que saber es de qué color (o colores) quieres que sean las paredes.

Deberás pensar en combinar el color que escojas con los muebles de tu cocina. Poco a poco, y como ves, el mejor diseño para tu cocina irá abriéndose paso ante tus ojos.

La encimera

¿Qué material elegirás para la encimera? La combinación entre mueble y encimera también debe ser perfecta para alcanzar la armonía en la estancia. 

Piénsalo bien: la encimera, ante todo, debe ser funcional. Pero no por ello debes descuidar la búsqueda del mejor diseño para tu cocina.

El suelo

Por último, una parte de la cocina que muchos olvidan: el suelo. Es, posiblemente, la superficie que más espacio ocupa en nuestra cocina (junto con el techo y las paredes), y es tremendamente llamativa.

Por ello, encajarlo dentro del diseño de nuestra cocina es un reto, pero también es algo necesario para conseguir que toda la estancia siga una misma línea, sea cual sea. 

Tanto el material como el color del suelo influirán en el diseño de tu cocina. Piénsalo bien e infórmate sobre qué estilo puedes conseguir según el material y el color.

Práctica: estilos básicos, ¿cuál es el tuyo?

Después de nuestra pequeña introducción teórica, es el momento de abordar el reto desde otra perspectiva: la práctica

Sabemos que elegir el mejor diseño para tu cocina no es tan fácil, que hay millones de diseños y combinaciones que valorar y sopesar. No obstante, un poco de práctica no vendrá mal.

A continuación os presentamos los estilos de diseño de cocinas más básicos, con algunas pinceladas sobre sus características principales. 

Con esta información, y fijándote en los factores anteriormente mencionados, ¡seguro que ya eres capaz de elegir el mejor diseño para tu cocina!

Estilo escandinavo

Si te gustan las líneas rectas y las cocinas blancas -o claras- con pequeños detalles de color, las cocinas de diseño escandinavo serán perfectas para ti. 

Con el juego de colores blancos y llamativos, las cocinas escandinavas consiguen estancias modernas, divertidas y funcionales.

Estilo rústico

Esta seguro que la conoces de sobra: predominancia de madera, frentes tradicionales, encimeras de piedra, electrodomésticos con aspecto de antaño…

Estilo moderno

En este estilo suelen combinarse el almacenaje abierto y cerrado, encimeras de distintas alturas, líneas rectas, juegos de colores, armarios verticales y horizontales…

Son estancias divertidas, pero también muy funcionales y llamativas.

Estilo urbano

Cada vez más potente, el estilo urbano combina la calidez de la madera con el aire urbano del metal. Predominan los detalles metálicos y elementos de vidrio a modo de decoración. ¡E incluso plantas naturales!

 

¿Has sido capaz de elegir el mejor diseño para tu cocina? ¿Crees que sigues necesitando ayuda? ¡Entonces ven a Scava Cocinas!

 

Una cocina de calidad no se define por su diseño. ¡Aunque ayuda! Cada vez más se confunden el diseño y la tendencia con contar con una cocina de calidad. Pero, ¡ojo! No siempre van de la mano.

En Scava Cocinas somos expertos en diseño de cocinas, sí, pero también somos expertos en ofrecer a nuestros clientes ese diseño basado en una cocina de calidad. Por eso trabajamos con los mejores proveedores: para ofrecer a nuestros clientes solo lo mejor.

Por eso, sabemos perfectamente que en muchas ocasiones prima el diseño sobre la calidad y viceversa. ¡Y no tiene por qué ser así! Si confías en los mejores, puedes tener una cocina de calidad y con un diseño impecable.

Ahora bien: ¿qué elementos o componentes debe reunir una cocina para poder ser considerada como una “cocina de calidad”? ¡En Scava Cocinas te desvelamos el misterio!

Sigue leyendo nuestro nuevo post para descubrir qué elementos reúne una cocina de calidad y poder apostar por ella cuando, por fin, vengas a vernos para conseguir tu nueva cocina. ¿Empezamos?

Cocinas ergonómicas

La primera clave para asegurar que tu nueva cocina será una cocina de calidad es tener en cuenta la ergonomía. Las cocinas ergonómicas buscan crear unas condiciones de trabajo idóneas para cada persona.

En otras palabras: no hay dos cocinas ergonómicas iguales. La ergonomía en la cocina se basa en adaptar cada elemento de la misma a las necesidades y las características de la persona que trabajará en ella, evitando esfuerzos innecesarios.

Para ello, y para conseguir una verdadera cocina de calidad, se tienen en cuenta numerosos factores. Por ejemplo, la altura ideal de trabajo: dependiendo de la altura del usuario, las encimeras deberán ser más o menos altas.

Lo mismo ocurre con los armarios altos y bajos. Deben ser fácilmente accesibles para el cliente. Pero este también deberá poner de su lado: por ejemplo, no deberá guardar objetos pesados a una altura superior a la del hombro. 

Las cocinas ergonómicas dan para todo un post diferente (¡y lo haremos!), pero hoy solo tienes que saber una cosa: que la base de una cocina de calidad es su ergonomía

“Denominación de origen”

Puede parecer una tontería, pero si una cocina tiene una determinada “denominación de origen”, sabremos que es una cocina de calidad.

Por ejemplo, si el mobiliario de una cocina ha sido fabricado en Alemania, sabremos enseguida que este mobiliario cumple unos altos estándares de calidad.

Y lo mismo ocurre con las cocinas “made in Italy”. En su caso, no solo estaremos seguros de que los estándares mínimos de calidad exigidos por el fabricante son tremendamente altos.

Además, sabremos con seguridad que estamos apostando por diseño y calidad todo en uno. ¡Por eso en Scava Cocinas trabajamos con los mejores proveedores italianos!

Resistencia de los materiales

Otra clave para distinguir una cocina de calidad es, lógicamente, fijarse en los materiales. ¿Son resistentes? ¿Cuentan con una amplia durabilidad? ¿Son duros? ¿Son difíciles de desgastar?

La calidad de los materiales de una cocina, por extensión, nos indicará la calidad de la propia cocina. Tanto la encimera como los armarios, estanterías, etc., serán resistentes y perdurables en el tiempo en una cocina de calidad. 

Mobiliario de calidad

Los muebles de la cocina pueden estar hechos de materiales realmente resistentes. Y, sin embargo, no ser indicadores de una cocina de calidad. ¿Cómo es esto posible?

Cuando hablamos de materiales de calidad en la cocina nos referimos a armazones, puertas, baldas… Pero, ¿qué ocurre, por ejemplo, con los herrajes de los armarios? ¿O con los tiradores?

Cada pequeño elemento de los muebles de tu cocina debe ser perfecto, cómodo y funcional, para que pueda considerarse una cocina de calidad. 

 

Y tú, ¿quieres una cocina de calidad con el diseño perfecto? ¡La encontrarás en Scava Cocinas!

 

¿Conoces las cocinas nórdicas? ¿Sabes la línea de estilo que siguen o en qué se diferencian de otros diseños de cocina? ¿Te gustaría tener una cocina de estilo nórdico en tu hogar?

Efectivamente: las cocinas nórdicas serán las protagonistas de nuestro post esta semana. Pero no solo os vamos a contar en qué consiste este estilo: vamos a estudiarlo a fondo para descubrir las claves de este diseño.

Si nunca habías escuchado hablar de las cocinas nórdicas, seguro que te sorprenden: por el nombre pueden evocar un diseño rústico y tradicional. ¡Y no podría estar más errado el tiro!

Las cocinas nórdicas son una de las últimas tendencias en diseño de cocina, creando estancias a la vez elegantes y acogedoras. Pero no nos precipitemos: ¿empezamos por el principio?

Conoce las cocinas nórdicas

El origen de las cocinas nórdicas puede fecharse a principios del siglo pasado, momento en el que comienzan a surgir en países como Dinamarca, Suecia o Finlandia tendencias decorativas inspiradas en los paisajes de esa zona de Europa.

Estas decoraciones de cocinas se basaban en combinar lo antiguo con lo nuevo, aprovechando al máximo la luz del sol y utilizando el color blanco para aportar amplitud a las estancias.

Esta tendencia se hizo muy popular debido a los largos inviernos en estos países, que necesitan aprovechar cada rayo de sol. Se crearon, por tanto, ambientes tranquilos, equilibrados y muy minimalistas.

Como ya habrás adivinado, es en esta tendencia en la que nacen las cocinas nórdicas, que se caracterizan, además, por sus techos altos y sus suelos de madera en tonos cálidos.

Las cocinas nórdicas se volvieron tan populares que se generaron a su alrededor muchísimos conceptos de diseño. Todos ellos juegan con las características principales de las cocinas nórdicas.

Claves en la decoración de cocinas nórdicas

Es cierto que existen variaciones. Pero, como en todas las tendencias de diseño de cocinas, existen una serie de características que no pueden faltar en una cocina nórdica. ¡Apunta!

El color blanco

Como ya te hemos contado, el color blanco es básico en las cocinas nórdicas, principalmente para aportar amplitud y luminosidad. Pero, ¿dónde colocarlo?

Una opción es apostar por muebles de color blanco para las cocinas nórdicas. De esta forma, podrás combinarlo con otros colores en la encimera o en la pared. Eso sí: ¡siempre tonos claros!

Puedes elegir una cocina completamente blanca o con combinación de colores, pero en esta combinación siempre predominará el blanco y el resto de colores serán tonos claros, que no desentonen con la tranquilidad de la estancia.

El material por excelencia: la madera

Las cocinas nórdicas apuestan fuerte por la madera, pues este material aporta una sensación de tranquilidad y hogar que encaja perfectamente con su concepto de la estancia.

Las cocinas nórdicas son de estilo sencillo, ¿y qué hay más sencillo que la madera? Es el material natural por excelencia, aporta calidez y equilibrio y ayuda a transmitir la tranquilidad que busca una cocina nórdica.

La naturaleza en tu cocina

Otra clave en la decoración de cocinas nórdicas son los elementos naturales: los materiales naturales como el mimbre son piedra angular en la decoración de una cocina de estilo nórdico.

De esta manera, además, distinguiremos entre una cocina de estilo nórdico y cualquier otra cocina de madera y tonos blancos, ¿no crees?

El office no puede faltar

En las cocinas nórdicas es imprescindible integrar un office como zona donde comer y cenar. Este office deberá seguir los patrones de decoración que ya te hemos comentado: maderas, materiales naturales y tonos blancos.

Si no sabes cómo conseguir un office en tu cocina, ¡siempre puedes repasar nuestro blog para enterarte de todo!

Decoraciones pensadas al detalle

Por último, debes saber que las cocinas de estilo nórdico no dejan nada al azar en su decoración: en la búsqueda de una personalidad no se pierden de vista los pilares básicos del estilo nórdico.

Por ejemplo, usar papel o azulejos en el frontal de la cocina de un color diferente… que coincide con el de la campana extractora. O tener en cuenta que la vajilla y herramientas también deberán cumplir el patrón de colores de la estancia.

Aquí entran también en juego los elementos naturales: puedes adornar con un cuenco de fruta la encimera o poner plantas en la cocina a modo de decoración.

 

¿Preparados para apostar por las cocinas nórdicas? ¡En Scava Cocinas te ayudamos!

Leer más

A la hora de abordar una reforma de nuestra cocina, elegir las mejores encimeras de cocina es una de las decisiones más importantes. Y también, cómo no, de las más difíciles de tomar.

Las encimeras de cocina suponen la gran mayoría de nuestro espacio de trabajo, por lo que elegir la adecuada será vital para la funcionalidad de una nueva cocina. Además, la encimera es probablemente la zona de la cocina que más sufre en el cocinado.

En ella colocamos casi cualquier cosa: utensilios, ingredientes, recipientes a diferentes temperaturas… ¡hay, incluso, quien corta y trabaja directamente sobre ella! Con tanto trasiego, elegir las mejores encimeras de cocina es primordial.

En Scava Cocinas, tu estudio de cocinas en Sevilla, sabemos lo difícil que puede llegar a ser tomar la decisión adecuada. Queremos los mejores y más resistentes materiales, pero también tenemos un diseño preestablecido en nuestra mente.

Por eso, te proponemos una cosa: sigue leyendo este post, donde te presentamos los mejores tipos de encimeras de cocina del mercado. Escoge la tuya, termina tu diseño, ¡y ven a vernos para hacerlo realidad!

Encimeras de cuarzo

Una de las encimeras de cocina que más demanda tiene ahora mismo son las encimeras de cuarzo, debido a las propiedades de este material. El cuarzo es duro y resistente, antibacteriano y muy fácil de limpiar.

Gracias a su gran demanda, este tipo de encimeras está disponible en casi cualquier color, y se combina muy bien con otros colores y texturas. Sin embargo, no todos son ventajas con este tipo de encimeras de cocina.

Debemos evitar poner sobre ellas recipientes muy calientes, pues el cuarzo no soporta bien las altas temperaturas. Si, a pesar de ello, te decides por una encimera de cuarzo, la marca Silestone es líder indiscutible por su tecnología y diseño.

Encimeras de porcelana

La porcelana es también un material muy resistente que, al contrario que el cuarzo, sí es capaz de aguantar altas temperaturas. No obstante esta propiedad, no es recomendable colocar en su superficie recipientes muy calientes.

Existen numerosos acabados en porcelana, así como texturas y colores. Este tipo de encimera es muy elegante y funcional, y el material puede incluso colocarse en los frentes de la cocina para proteger la pared y completar un perfecto diseño.

La porcelana, sin embargo, es cara. Optar por una encimera de porcelana es una de las opciones menos económicas a corto plazo.

Encimeras de madera

¿A quién no le gusta una cocina con madera? ¡Es el material predilecto para el diseño de cocinas, y a nadie le extraña! Sin embargo, como material para la encimera, es un tanto delicado.

Por sus propiedades, las cocinas húmedas o a las que se le da mucho uso no deberían apostar por encimeras de cocina de madera. Es un material que necesita especial protección y un mantenimiento periódico, cada 6 meses aproximadamente.

Eso sí: el precio de estas encimeras es de los mejores del mercado.

Encimeras de mármol

Siguiendo con las encimeras de piedra natural, puedes optar por elegir encimeras de mármol. Este material es muy elegante y envejece muy bien, además de ser resistente, poco denso y muy poroso.

Existe variedad de tonalidades para este tipo de encimeras de cocina, pero también tiene sus desventajas. Las sustancias ácidas pueden mancharlo, ¡aunque con un tratamiento tapaporos estará solucionado!

Otros tipos de encimeras de cocina

Por no extendernos demasiado, agrupemos el resto de tipos de encimeras de cocina en una única categoría: porque, al fin y al cabo, estas encimeras son las menos utilizadas en el diseño de cocinas.

Nos estamos refiriendo a las encimeras de acero inoxidable, laminadas y estratificadas y de obra. Las primeras se caracterizan por si resistencia al calor y su facilidad de limpieza, aunque su diseño es bastante básico.

Las encimeras laminadas y estratificadas son de las más económicas del mercado, además de tener un mantenimiento muy fácil. Y las de obra, por su parte, pueden contar con diferentes materiales como ladrillo u hormigón.

Por ello, sus características variarán dependiendo el material: elige bien cuál usarás si apuestas por una encimera de obra, pues de ello dependerá la funcionalidad de tu nueva cocina.

 

¿Ya has elegido la encimera perfecta? Entonces, ¡es el momento de venir a Scava Cocinas!

Las cocinas vintage son tendencia. Y es que es verdad eso que dicen: ¡todo vuelve! Y, aunque la modernidad en el diseño de cocinas nos ha dejado acabados verdaderamente preciosos, ¡hay quien nunca podrá resistirse al toque retro!

Y, si tú eres de estos últimos, este post es para ti. Porque una cocina vintage no es sinónimo de una cocina antigua o tradicional: es un diseño en sí mismo, y hay que saber cómo aplicarlo.

Lo bueno es que, al ser tendencia, te será mucho más fácil encontrar lo que buscas: electrodomésticos vintage, muebles con acabados retro… Pero necesitarás mucho más si quieres que tu cocina sea la envidia de las cocinas vintage.

¡Y todo lo encontrarás aquí, en nuestro nuevo post! Porque en Scava Cocinas, tu estudio de cocinas en Sevilla, vamos a enseñarte todo lo que necesitas saber para tener una cocina vintage. ¿Empezamos?

Colores para las cocinas vintage

Lo primero será elegir la paleta de colores sobre la que basaremos todo el diseño de nuestra nueva cocina. Y, en Scava Cocinas, pensamos que solo hay dos maneras de conseguir una cocina verdaderamente vintage.

La primera de ellas es apostar por una paleta de colores de tonos pastel. Puedes utilizar este tipo de colores combinándolos con madera para aportar amplitud y luz a tu cocina, además de la elegancia del pasado.

El blanco o blanco roto son también colores que quedarán fantásticos en tu nueva cocina retro. Pero, si no quieres pintar, ¡siempre puedes apostar por empapelar tu cocina! Los motivos florales y los modernistas serán los más acertados.

La segunda opción para que tu cocina sea lo más retro posible basándose en sus colores es un poco más rompedora: ¡apuesta por colores llamativos! Por ejemplo: un suelo en damero y paredes turquesas. ¡Bienvenidos de nuevo, años 60!

Electrodomésticos retro

Como no podía ser de otra manera, de la mano de la vuelta de lo retro, este tipo de electrodomésticos son también tendencia. ¡Y es una gran noticia! Así, no te costará encontrarlos.

Este tipo de electrodomésticos son un gran apoyo para el diseño de la cocina y, además, la dotan de una gran personalidad. Son muy vistosos y originales, ¡así que evita cansarte de ellos demasiado pronto! Porque su sustitución tiende a ser cara y complicada.

Desde frigoríficos y hornos hasta cafeteras y microondas: puedes tener cualquier electrodoméstico que imagines de estilo vintage. No será barato, ¡pero merecerá muchísimo la pena!

Muebles vintage

Para elegir el mejor mobiliario para las cocinas vintage es muy importante determinar en qué época queremos basarnos, y qué tipo de diseño buscamos. Aunque en realidad esto deberíamos saberlo desde el principio, es ahora cuando esa época tomará forma.

Por ejemplo, si eres un nostálgico de los 70, puedes hacerte con los clásicos muebles de moldura negra y cristal traslúcido. Ocultas el contenido de tus estantes, ¡pero demuestras una gran personalidad!

Si has heredado algún mueble o detalle antiguo, tal vez sea el momento de darle el sitio que merece en tu nueva cocina. O, si lo prefieres, puedes buscar alguno en el mercadillo de tu ciudad.

¿No encuentras lo que buscas? Sin problema: apuesta por muebles envejecidos o desgastados. De todas formas, antes de adentrarte en esta aventura piensa bien qué estilo necesitas: ¿metálico? ¿De los 60? ¿Tipo rústico? ¡No todo vale!

Los muebles con ruedas quedarán también divinos en una cocina vintage, y tienen una gran ventaja: encajan con prácticamente cualquier estilo retro. Mesas, muebles verduleros, ¡o incluso la propia isla!

Ultima los detalles

Para que la atmósfera vintage sea completa deberás cuidar cada detalle: todo lo que esté a la vista deberá estar acorde con el resto de elementos de tu cocina. ¡Si quieres viajar en el tiempo, ultima bien los detalles!

Los botes de cristal y metálicos con diseños retro quedan bien en los estantes. Además de ser funcionales, transportarán a cualquiera al pasado. También puedes apostar por colgar en la pared algún elegante rótulo antiguo.

¡Y tenemos muchas otras ideas! Floreros, macetas, carteles publicitarios antiguos, marcos vintage…

 

Ahora que ya sabes cómo diseñar tu cocina vintage, ¿a qué esperas para venir a Scava Cocinas para conseguir la tuya? ¡Te ayudamos para que puedas tener, por fin, la cocina de tus sueños!

En Scava Cocinas os hemos hablado más de una vez tanto de cocinas abiertas como de cocinas cerradas. Pero nunca nos hemos planteado la pregunta: ¿cocinas abiertas o cerradas? Y es que, para diseñar la cocina perfecta, ¡primero debemos elegir el estilo!

Ambos tipos de cocina están llenos de posibilidades tanto en diseño como en distribución. Pero, ¿cuál encaja más con tu hogar? ¿Y con tu estilo? ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene cada una de ellas?

Precisamente este post nace con la esperanza de contestar todas esas preguntas y alguna más. Porque decidirse entre cocinas abiertas o cerradas es una gran decisión que no debemos tomar a la ligera.

Cocinas abiertas

Como sabes, las cocinas abiertas son aquellas que se abren a otra estancia de la casa, normalmente al salón. Las cocinas abiertas se integran en el resto de la casa, ayudándote a ganar metros y aportando un estilo más moderno.

Para conseguirla, tan solo deberás derribar los tabiques que limitaban tu cocina y sustituirlos por una isla o barra americana. Hay quien, en lugar de limitar los espacios con estos elementos, prefiere hacerlo con cristal o arcos de mampostería.

Sea cual sea tu elección respecto a una cocina abierta, deberás tener en cuenta que su diseño tiene que integrarse con la estancia a la que se abre: esto limita las posibilidades pero, a la vez, crea un ambiente hogareño y acogedor.

Ventajas de las cocinas abiertas

Seguro que se te ocurren muchísimas ventajas si decides abrir tu cocina al salón. Por ejemplo, al ser un espacio abierto, tanto tu cocina como tu salón no solo ganarán espacio, sino luz.

Gracias a esto, la sensación de amplitud tanto en la cocina como en el comedor o salón será mucho mayor, además de ganar en comodidad: a la hora de poner o recoger la mesa, vigilando a los niños o, simplemente, viendo tu programa preferido mientras cocinas.

Con las cocinas abiertas tendrás más espacio para recibir a tus amigos y le darás a tu hogar el toque moderno que ya iba necesitando. Además, el espacio de tu encimera crecerá al tener la posibilidad de instalar islas o barras americanas.

Inconvenientes de las cocinas abiertas

Pero, claro, no todo iba a ser bueno. Las cocinas abiertas también tienen sus desventajas y, para Scava Cocinas, la principal son los olores de la comida: se esparcirán mucho más rápido tanto por la cocina como por el salón, haciéndolos más difíciles de eliminar.

Una cocina abierta también te obliga a mantener un riguroso orden constantemente, pues será imposible disimular el desorden y la suciedad de tu cocina si esta está abierta a otras estancias.

Además, tus electrodomésticos deberán ser lo más silenciosos posibles: no podrás huir del ruido de todos ellos si decides tener una cocina abierta. ¡Y despídete de la tranquilidad a la hora de cocinar!

Cocinas cerradas

Las cocinas cerradas son las más tradicionales: una habitación, una cocina. La estancia, como las demás, está cerrada al resto de la casa. ¿Lo mejor? Tenemos total libertad a la hora de elegir el diseño de una cocina cerrada. ¡No tiene por qué integrarse con otras estancias!

Las cocinas cerradas son las más comunes y, aunque estemos tentados de abrir la cocina, apostar por una cocina cerrada no tiene por qué ser un error. Por ejemplo: si tu problema es el espacio, hay maneras de ampliarlo aunque no abras tu cocina al salón.

Así que, aunque parezca que no existe el debate, sí es difícil decidirse entre cocinas abiertas o cerradas. Estas últimas son más íntimas, personales y te permiten mayor margen de maniobra en estilo y diseño.

Ventajas de las cocinas cerradas

Conociendo los inconvenientes de las cocinas abiertas es fácil adivinar cuáles son las ventajas de las cocinas cerradas: por ejemplo, podrás disfrutar de la tranquilidad en la cocina que tanto necesites.

Esconder el desorden y la suciedad tampoco será un problema si no has tenido tiempo de adecentar tu cocina. ¡Todo quedará tras sus puertas! Y no solo eso: también lo harán el ruido y los malos olores.

Este tipo de cocina es, además, mucho más fácil de limpiar, en tanto que la suciedad se encuentra dentro de unos límites establecidos que no suele sobrepasar.

Inconvenientes de las cocinas cerradas

Eso sí: en una cocina cerrada no podrás vigilar a los niños mientras cocinas, ver la película que habías puesto en el salón o atender a tus visitas mientras ultimas los detalles de tus recetas.

Además, necesitarás una estancia amplia para que la cocina sea cómoda. Aunque, en Scava Cocinas, ya te hemos dado algunos trucos por si necesitas algo más de espacio en tu cocina.

¿Cocinas abiertas o cerradas?

Como ves, ambas opciones tienen muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes que serán decisivos para que tomes tu decisión. ¿Cocinas abiertas o cerradas? Solo tú sabes qué estilo te conviene más.

Y, sea lo que sea lo que decidas, te esperamos en Scava Cocinas para hacer realidad tu nuevo proyecto.

Hoy vamos a hablar de las grandes olvidadas… ¡las cocinas de exterior! Y es que, aunque no sean las más populares, cada vez son más quienes optan por instalar una pequeña cocina de exterior para su comodidad.

¿Habías oído hablar de ellas? Cuando pensamos en cocinar en exteriores nos imaginamos una barbacoa, o tal vez una pequeña nevera de apoyo para nuestras comidas al aire libre… pero, ¿una cocina de exterior?

¡Pues sí! Las cocinas de exterior existen, cada vez son más y, si bien no están tan bien equipadas ni son tan completas como las cocinas principales, si sigues leyendo nuestro post descubrirás por qué son una gran idea.

Un diseño con muchas posibilidades

Que las cocinas de exteriores sean más pequeñas y tengan menos equipamiento no significa que su diseño no sea importante. ¡Y es, además, un reto! Deberás pensar en el espacio en su conjunto para determinar qué estilo será el adecuado.

Además, y como en el diseño de cualquier otra cocina, las cocinas de exteriores te van a obligar a tomar muchas decisiones que partirán de su objetivo último: ¿qué uso le daremos a nuestra cocina de exterior?

Una vez contestes a esta pregunta, ¡llega lo divertido! Elegir los materiales, encontrar la isla perfecta, elegir la encimera, los electrodomésticos, las estanterías y los muebles… Sí, es nuestra parte favorita en el diseño de cocinas: el lienzo en blanco.

Tu laboratorio al aire libre

Que haya llegado el frío no significa que no podamos aprovechar los deliciosos días soleados que nos regala esta estación. ¡Adiós a pasar demasiado frío o demasiado calor en la cocina!

Porque una de las ventajas de vivir en Sevilla es que el frío solo arrecia en días contados. Y en tu cocina de exterior podrás aprovechar cada uno de los buenos y agradables momentos de sol, ¡hasta en los meses más fríos!

Otra ventaja, que en Scava Cocinas nos encanta, es poder despedirnos de los olores, a veces desagradables, que impregnan la cocina e incluso toda la casa con ciertas recetas. ¡Las cocinas de exterior son la solución perfecta!

Por no hablar de la comodidad a la hora de preparar todo si decides comer en el jardín. Piénsalo así: en los tiempos que corren seguro que tus reuniones sociales se han trasladado de la calle a tu casa. ¡Imagina contar con este gran aliado!

Ilumina tu jardín o terraza

Otra gran oportunidad que nos ofrecen las cocinas de exterior. ¿Quién no se ha enamorado en algún catálogo o en casa de un amigo de la mágica iluminación de su jardín o terraza? Luces LED, pequeñas bombillas atrapadas en frascos…

Ahora puedes trasladar toda esa magia a tu cocina de exterior. Porque, en los meses más cálidos, trasladarás tus cenas a ella. ¡Y necesitarás una buena iluminación para conseguir las mejores recetas!

Las luces LED suelen ser una gran opción, ya que crean ambientes cálidos e iluminan bastante bien. Y, aunque te animamos a que consigas una iluminación mágica y acorde al diseño, también te recordamos que debes tener en cuenta la seguridad.

Cocinas de exterior: ¿a qué esperas?

En Scava Cocinas no os hemos querido revelar todas las posibilidades y ventajas de las cocinas de exterior. Y no es que no las conozcamos: es que son tantas que preferimos dejar el resto a vuestra imaginación.

¿Sentirte como en un programa de cocina? ¿Cocinar y cenar al aire libre como en las películas ambientadas en la Toscana francesa? Imagina lo que quieras: tu cocina al aire libre lo hará realidad.

 

Si has decidido que las cocinas al aire libre pueden ser el detalle que tu hogar necesitaba, ¡es el momento de aventurarte a conseguir la tuya! Estará más que lista en la época en la que más uso le darás.

Así que no esperes más y contacta con Scava Cocinas para diseñar tu cocina de exterior y elegir los mejores muebles, electrodomésticos y materiales para una cocina al aire libre.

Ya que toca remodelar la cocina… ¡tendremos que buscar electrodomésticos nuevos! Y, de entre todos ellos, tu nevera es la más importante. ¡Así que tendremos que conseguir el mejor frigorífico para nuestra nueva cocina!

No hace falta que os expliquemos por qué la nevera es el electrodoméstico más importante de tu cocina. Funciona 24h los 7 días de la semana, debe conservar el mayor tiempo posible tus alimentos… ¡muchas y muy importantes responsabilidades!

Por eso, si te has lanzado a la aventura de remodelar tu cocina –o, simplemente, necesitas una nevera nueva-, ¡no te preocupes! En Scava Cocinas te vamos a enseñar los mejores trucos para elegir el mejor frigorífico del mercado.

Tipos de frigoríficos

Lo primero que debes saber es qué quieres. Es decir, ¿qué tipo de nevera quieres o necesitas? Ten en cuenta que hay diferentes variaciones, y depende de tus gustos y necesidades deberás elegir una u otra.

Por ejemplo, si ya cuentas con un congelador a parte es posible que desees un frigorífico de una puerta. Este electrodoméstico es solo nevera y tendrás muchísimo espacio para tus alimentos.

Si, por el contrario, quieres un frigorífico que incluya congelador, hay muchas otras posibilidades: dos puertas, combi, side by side, french door…

La elección entre todos ellos tendrá que contemplar tres variables: cuánto espacio necesitas de nevera y congelador –respectivamente-, cuánto mide el espacio reservado en tu cocina para este electrodoméstico y, obviamente, ¡cuál es tu favorito!

Facilidad de limpieza: ¡lo agradecerás!

Aunque puedes considerarlo un factor menor, agradecerás tener en cuenta la facilidad para limpiar tu nuevo frigorífico. Hay materiales visualmente preciosos que son imposibles de limpiar.

Debes considerar que el día a día de tu nevera es largo y muy duro, y todo tipo de suciedades van a parar a ella. ¿No es mejor, entonces, elegir un material que sea fácil de limpiar?

En este sentido, en Scava Cocinas te sugerimos que te inclines por acabados metálicos. Estos disimulan más la suciedad y son mucho más fáciles de limpiar. Además, son tendencia… ¡así que el diseño de tu cocina no pagará las consecuencias de la comodidad!

¿Cuáles conservan mejor los alimentos?

En los últimos años el mercado ha recibido nuevas tecnologías que inciden de diferente manera en la conservación de los productos que almacenas en tu frigorífico. Y sí: el mejor frigorífico será aquel que consiga mantener más tiempo tus alimentos.

Concretamente, existen tres tecnologías que ayudarán a conservar mejor los alimentos: PowerCooling, que consigue mantener los productos almacenados en la puerta de la nevera a la misma temperatura que el resto; No frost, que evita la generación de hielo; y BioFresh, cajones que alargan la vida útil de los alimentos frescos.

¿Cuál es el mejor frigorífico para ahorrar en la factura de la luz?

Si os habéis estado informando sabréis que el primer paso para elegir el mejor frigorífico para ahorrar luz es tener en cuenta su eficiencia energética. Los modelos A++ y A+++ son los que más nos ayudarán a ahorrar.

Pero, además de esto, existen otros factores que nos pueden ayudar a ahorrar en la factura de la luz con nuestra nueva nevera. Uno de ellos es asegurarnos que la iluminación interior de la misma sea LED.

Además, la tecnología No frost, una nevera con un buen aislamiento o frigoríficos con sistemas electrónicos conseguirán que el frío se mantenga dentro del electrodoméstico y que este no consuma más de lo que necesita para funcionar.

 

¿Qué te han parecido nuestros consejos? Ahora, ¡sal ahí fuera y hazte con el mejor frigorífico del mercado! Gracias a Scava Cocinas puedes tenerlo todo: eficiencia energética, comodidad y diseño. Y, si necesitas ayuda para seguir con tu remodelación, ¡pide cita con nosotros!