Entradas

Cuando decidimos comprar una cocina nueva, la cantidad de decisiones que debemos tomar es abrumadora. En el post de Scava Cocinas sobre los errores que cometes al decorar tu cocina pudiste hacerte una pequeña idea de la magnitud de estas elecciones.

No obstante, y aunque sigue siendo muy importante tener los detalles en cuenta, afrontar el proyecto de una nueva cocina desde cero implica muchas otras decisiones, y bastante diferentes.

Sabemos que puede ser difícil, ¡pero estamos aquí para ayudar! Por eso os hemos preparado este nuevo post en el que os traemos los pasos imprescindibles a seguir para elegir tu nueva cocina.

¡Porque un proyecto de cocina es un proyecto de vida! Y quieres que te dure, y que te encante, y que cada día que pises la cocina vuelvas a enamorarte de ella… ¡Así que atentos a esta guía!

Paso 1: mide el espacio

Antes de tomar ninguna decisión sobre tu nueva cocina, ¡habrá que medir el espacio! Tienes que saber con cuánto sitio cuentas para jugar con el diseño de tu futura cocina. Además, esto te ayudará a empezar a imaginar cómo la configurarás.

En esta tarea debes ser tremendamente cuidadoso, apuntando medidas exactas y teniendo en cuenta cada rincón y hueco que pueda tener la estancia. Cuanto más preciso seas mejor podrás aprovechar el espacio.

Mientras llevas a cabo esta tarea puedes ir tomando otras decisiones como el tipo de cocina que instalarás -¿moderna o tradicional?-, qué materiales usarás, qué rango de precio manejas…

Resumiendo: el primer paso es hacer acopio de todos los datos que necesitas para dirigirte a tu estudio de cocina con una idea clara.

Paso 2: la importancia de las conexiones

Antes de diseñar tu cocina deberás saber dónde se encuentran las conexiones de la misma: agua, gas y electricidad. Ten en cuenta que las dos primeras deben estar estudiadas al milímetro, pues cambiarlas en el futuro supondrá un gran coste económico, además de una tremenda e incómoda obra.

En cuanto a la electricidad, de momento es importante que tengas en cuenta dónde ubicarás los electrodomésticos más grandes –frigorífico, lavavajillas, lavadora…-, pues estos no pueden conectarse a la misma toma de corriente.

En este paso también puedes dejar hecha la elección de la distribución de tu nueva cocina: ¿en línea? ¿en L? ¿en U?

Paso 3: elige los electrodomésticos de integración

¡Y el fregadero! Ya sabes qué tipo de cocina nueva tendrás y cómo se va a distribuir. ¡Así que ya es hora de empezar con las decisiones más divertidas! Y eso incluye elegir los electrodomésticos de integración.

Para ello, deberás tener en cuenta dónde los vas a colocar y para qué los utilizarás: ¿necesitas una nevera muy grande? ¿Un congelador a parte? Y, en ese caso, ¿dónde colocarlos para que tengamos fácil acceso a ellos?

Paso 4: superficies de trabajo

Aunque el mobiliario será importante a nivel de diseño, la funcionalidad de tu encimera será clave para la comodidad de tu cocina. ¡Así que la elegiremos primero a ella!

Aquí deberás tener en cuenta todo: comodidad, apariencia, material… Elige la encimera que más se adapte a tus necesidades y no te preocupes por el diseño completo de tu nueva cocina: ¡encontraremos la forma de adaptarlo a ti!

Paso 5: ¡termina tu diseño!

¿Y qué mejor manera de hacerlo que con el mobiliario? En primer lugar has escogido los elementos que realmente harán de tu cocina nueva un lugar funcional y cómodo. Ahora elige los muebles para darle el último toque: el diseño.

Teniendo en cuenta la apariencia de electrodomésticos y encimera, ¿qué materiales crees que pegan más? ¿Y de qué tonos? Ten en cuenta, también, la capacidad de almacenaje de tus armarios y estanterías: lo agradecerás.

 

¡Y ya tienes tu nueva cocina! No ha sido tan difícil, ¿verdad? Además, si vienes a Scava Cocinas te ayudaremos a tomar todas estas decisiones para que tu proyecto consiga un resultado profesional y de calidad, siempre respetando el diseño.